Primero de Mayo de 2020. La lucha della classe trabajadora sigue.

Probablemente desde que se celebra el 1º de Mayo por los trabajadores, tras la masacre de Chicago en 1886, éste sea uno de los más especiales por la pandemia del COVID 19, con los trabajadores recluidos en sus casas y sin poder manifestarse en día tan señalado, al tiempo que la burguesía emplea una terminología bélica para justificar tanto las medidas y los atropellos, como la llamada a una “unión sacra” para defender los superiores intereses nacionales y reemprender la economía cuanto antes.

Reemprender la economía del sistema capitalista que nos ha llevado hasta aquí. Esta pandemia no es sino una muestra bien patente de adonde lleva la explotación sin tasa de la naturaleza, la sobreproducción para intentar obtener más ganancias al tiempo que, junto a la explotación cada vez mayor de los trabajadores, se acrecienta el ejército de trabajadores parados y de personas sin los mínimos vitales para subsistir. Al capital, en su afán de acumular más y más ganancia, le es cada vez más difícil conseguirlo dadas las alta inversiones que necesita en maquinaria y tecnología en esta época moderna, al tiempo que al necesitar menos de mano de obra se tiene que enfrentar al problema de alimentar también a los que no trabajan. Y aún con todo eso y explotando al máximo a los trabajadores no consigue aumentar su tasa de ganancia, único objetivo del capital. El sistema capitalista no produce para satisfacer las necesidades del género humano, sino para aumentar sus propias ganancias ilimitadamente.

¿Y cómo se está comportando el capital y sus Estados ante esta situación del Corona Virus, tanto aquí como en otros Estados?

En España con la declaración del estado de alarma se han recortado algunas libertades, menos que en Portugal donde se declaró el estado de emergencia prohibiendo el derecho de huelga, manifestación y garantizando que las industrias funcionen.

Esta declaración del estado de alarma ha traído un sometimiento y asfixia por el miedo y una casi ley marcial. Con los cuerpos de seguridad del Estado e incluso el Ejército patrullando las calles de ciudades y pueblos. Pero, sobre todo, esto les ha permitido dictar toda una serie de normas y Decretos, muchas veces contradictorios, pero presentados como defendiendo a los trabajadores cuando en realidad lo que están defendiendo es nuevamente la producción del capital con alguna medida social, y todo ello con el apoyo de los sindicatos subvencionados (CCOO y UGT) que hasta hacen un llamamiento a las trabajadoras y trabajadores a hacer un esfuerzo para compensar las horas, pero veamos:

 

  • Dictan un Decreto para facilitar a las empresas realizar ERTES (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo), cuyo importe abonará el estado, pero en lugar de garantizar el pago íntegro de los salarios sólo lo hace de un 70% y además en el caso de las propias administraciones les supone un doble ingreso.

 

  • Los DESPIDOS los prohíben en un Decreto posterior a la declaración del estado de alarma con lo que las empresas, que ya lo sabían, produjeron una avalancha de despidos el día anterior. Por otra parte, si finalmente fuesen considerados ilegales no se prevé que dichos despidos sean nulos, única figura que exige la readmisión, con lo que se declararán previsiblemente improcedentes con las indemnizaciones escasas de la ley.

 

  • El trabajo a distancia o TELETRABAJO también se prevé en otro RDL sin que en ningún caso se exija a las empresas pagar las facturas de luz e internet ni la adaptación en su caso de la vivienda, ni las máquinas necesarias para el trabajo. En la práctica la empresa obliga a los trabajadores a asumir los costes de convertir su vivienda en un centro de trabajo de la empresa, sin respetar los horarios de trabajo y aumentando la explotación laboral.

 

  • También se ha dictado la Orden para poder centralizar los datos de geolocalización a través de los teléfonos móviles sin necesidad de pedir autorización.

 

  • Además, sólo en Madrid, se han despedido, sin respetar siquiera sus contratos, cerca de 3.000   trabajadores de la Sanidad que se contrataron de urgencia por el Corona Virus.

 

En definitiva, de esta manera se trata de ocultar la causa real de esta crisis que no es otra que el sistema de producción capitalista con toda su estrategia financiera-comercial y que por una u otra causa llegaría a explotar y como siempre la respuesta es tratar de empobrecer cada vez más a los trabajadores y a la población en general para seguir teniendo “mendigos a jornal fijo”.

Los trabajadores tenemos que unir las fuerzas y enfrentarnos con decisión para que este sistema, que cada vez se parece más a un cadáver andante, sea derrotado para dar paso a un sistema que produzca para la especie humana y cuide de ella.

La lucha sindical es la primera escuela de la lucha de clases. De ahí su importancia y la necesidad de dotarnos de instrumentos de lucha y de un partido comunista mundial que pueda abrir las puertas para que la organización de la vanguardia de los trabajadores pueda dar al traste con este sistema de explotación del hombre por el hombre, aboliendo el trabajo asalariado.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo di WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...